El tornado

   Dorothy era una niña que vivía en una granja de Kansas con sus tíos y su perro Totó. Un día, mientras la niña jugaba con su perro por los alrededores de la casa, nadie se dio cuenta de que se acercaba un tornado. Cuando Dorothy lo vio, intentó correr en dirección a la casa, pero su tentativa de huida fue en vano. La niña tropezó, se cayó, y acabó siendo llevaba, junto con su perro, por el tornado.


   Los tíos vieron desaparecer en cielo a Dorothy y a Totó, sin que pudiesen hacer nada para evitarlo. Dorothy y su perro viajaron a través del tornado y aterrizaron en un lugar totalmente desconocido para ellos.

   En el año académico 2012-2013 cabía la posibilidad de que se acabara el programa Eskola 2.0 con alumnado de 2º de secundaria, sin que el Colegio El Ave María tuviera la oportunidad de continuar desarrollando la competencia digital que tanto se había fomentado desde el Dpto. de Educación y desde el propio centro.

   

   Ese tornado que venía de lejos hizo que el equipo de innovación, junto con el Equipo Directivo, propusiera un nuevo proyecto que haría aterrizar a todos los estamentos de la comunidad educativa en un lugar totalmente desconocido para ellos.



Zapatos de rubí

   Al aterrizar en el nuevo mundo Glinda, la Bruja Buena del Norte, informa a Dorothy que se encuentran en Munchkinland (Pequeñilandia). Le dice a Dorothy que ha matado a la Bruja Mala del Este al caer. La bruja calzaba unos zapatos de rubí.

   Pero, de repente la Bruja Mala del Oeste aparece para reclamar las poderosas zapatillas de rubí. Glinda transporta mágicamente los zapatos a los pies de Dorothy y le recuerda a la bruja que su poder no tiene efectos en Munchkinland. La bruja jura vengarse de Dorothy y se va de la misma forma en que llegó.


  El proyecto tendría el nombre de IKASDIG y tendría una herramienta poderosa y atractiva (llamativa) para las personas que aterrizaban en éste nuevo mundo.


   Tras unos meses de reflexión sobre la herramienta, se realizaron las primeras pruebas de tres modelos de tablets en base a un presupuesto pre-establecido.


   Y uno de los tres modelos probados satisfizo  nuestras expectativas, aunque (como la bruja mala) juró vengarse en un futuro con una serie de problemas tecnológicos y logísticos.



El camino

   Glinda le dice a Dorothy que la única manera de regresar a su casa para recuperar la normalidad es pidiéndole ayuda al misterioso Mago de Oz en Ciudad Esmeralda.

   Glinda le advierte a Dorothy que nunca se quite las zapatillas y que siga el camino de baldosas amarillas para llegar a Ciudad Esmeralda.

   El camino del proyecto está marcado. Tiene duración de dos años y está delimitado por los límites que marcan las leyes educativas y los objetivos y contenidos marcados en en PCC.


   Sabemos las herramienta que nos ayudarán a recorrer el camino, pero desconocemos qué nos encontraremos en el hasta llegar al fin.



Los acompañantes

   Dorothy y Totó deciden ir al país de Oz. A ellos se une: el Espantapájaros que va en busca de un cerebro, el Leñador de Hojalata que busca un corazón y el León Cobarde que va en busca de valor. Se hacen amigos y viven juntos aventuras y desventuras, atravesando la tierra de los Kalidahs, el campo de las amapolas venenosas, el castillo de la Bruja Malvada y sus monos alados, el país de la Porcelana Fina... hasta llegar a Ciudad Esmeralda en el País de Oz.


Pero en el viaje cada uno va demostrando, sin darse cuenta, que ya posee aquello que busca: comprensión, decisión, amor, inteligencia, valentía... Cualidades con las que logran salvar los obstáculos surgidos.

   Con el impulso y el apoyo del equipo directivo, el profesorado y las familias, el grupo decide recorrer el camino con sus zapatos en forma de tablet. En el camino se encuentra herramientas fabulosas que le acompañarán.


   Éstas herramientas son el libro digital, las metodologías innovadoras (trabajo por proyectos y trabajo cooperativo) y la plataforma de gestión de contenidos. Ninguna de las tres son perfectas.


   En el viaje lleno de obstáculos cada herramienta está demostrando la capacidad de adaptarse a cada situación convirtiendo las carencias del proyecto en virtudes salvando los obstáculos surgidos.




El mago de Oz

   Tras una larga caminata Dorothy y sus acompañantes, por fin, llegan a la Ciudad Esmeralda en el país de Oz, donde se encuentran con el fabuloso Mago de Oz.


   Los aventureros, creyendo que éste les iba a facilitar la solución a todos los problemas que tenían, observan atemorizados a una inmensa cara de color verde rodeada de artificios de fuego.


   Mientras el Mago se enreda en explicaciones, Totó se cuela en un habitáculo y descubre que no existe ningún mago dejando al descubierto a un anciano al correr las cortinas tras las que se escondía.


   El anciano, tapándose con la cortina, no acierta a decir más que... "pay no attention to the man behind the curtain" (no prestéis atención al hombre tras la cortina).

  Tras dos años de largo recorrido el grupo pionero llegará al final establecido por el proyecto, donde se encontrarán con un final que desconocen.


   Las familias, el alumnado, el profesorado y el equipo directivo observarán ansiosos los resultados finales del proyecto. Todo serán dudas pero creeremos encontrar unas conclusiones objetivas.


Mientras nos enredaremos a realizar encuestas a familias, profesorado y alumnado, tendremos que ser conscientes de que más allá de los resultados y opiniones que nos servirán para realizar un análisis para la mejora de futuros proyectos, lograremos descubrir la verdad. Y es que, en éste camino el aprendizaje, más allá de los resultados académicos, será espectacular. Que la cortina de resultados no nos impida ver todo lo avanzado en el camino.